Historias de distintas generaciones


La tercera y última sesión del taller Recordar y (re)conocer; historias de distintas generaciones, ha estado dedicada a la edición de las entrevistas que se realizaron en la sesión anterior. En total, fueron 38 entrevistas, sin contar con algún que otro “accidente” bastante habitual cuando se realizan grabaciones y no se tiene mucha experiencia. Un par de entrevistas se quedaron sin audio (¡la culpa siempre es del micro!) y otras en el momento de pulsar el botón de grabar, la cámara estaba en modo foto y por lo tanto no se grabó video. Gajes de principiantes.

La propuesta de esta sesión ha sido realizar una narrativa uniendo los diferentes testimonios obtenidos a través de las entrevistas. Para realizar esta actividad hemos utilizado una dinámica de edición en modo “analógico” utilizando papel en formato apaisado, como sí se tratase de la línea de tiempo de un programa de edición de vídeo y post-its describiendo el contenido de las imágenes. Sí, ¡se puede hacer un montaje sin tocar el ordenador! Porque no nos interesaba que aprendieran sólo técnica de montaje con un programa de edición, sino que pretendíamos incidir más el en concepto de montaje y en el método para organizar los diferentes testimonios. Así, pretendíamos poner en valor una metodología donde practicar la teoría del montaje, que es básicamente que un plano (post-it) dialoga con el anterior y condiciona el que le sucede.

Empezamos analizado la edición del video Zumbidos de Portugalete, realizado con una dinámica similar a la utilizada en este taller, para tomarlo como referentica y ejemplo de las posibilidades del montaje como mecanismo para crear un hilo narrativo uniendo diferentes entrevistas.

Posteriormente, cada grupo ha visionado sus entrevistas, seleccionado los “cortes” (fragmentos de video) más interesantes y apuntando en los post-it lo que decían las personas entrevistadas, de modo que cada pos-it era un corte o plano. A continuación han pegado los post-its en la “línea de tiempo” creando una narrativa. De esta forma cada grupo ha creado su video analógico que luego ha compartido con los demás grupos.

Pero queríamos ir un poco más lejos, y hemos realizado un montaje colectivo juntando en un video los testimonios de los diferentes grupos. Siguiendo el mismo método, hemos dispuesto una línea de tiempo y cada grupo ha ido aportando sus testimonios pegando los post-its. De esta manera hemos conseguido poner en relación los diferentes temas tratados en las entrevistas y así, crear un relato conjunto.

Ahora queda pendiente el trabajo de edición digital propiamente dicho, que queda a cargo del responsable del taller, en el que se seguirán las líneas de tiempo que se han realizado en esta sesión. En breve podremos ver los videos resultantes de todo este apasionante proceso.

CATEGORÍAS

Comentarios 0


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *